5 consejos para adelgazar tras el verano

5 consejos para adelgazar tras el verano

Ha comenzado el otoño, ya es oficial. Adiós a los días largos de verano, el tomar esa cerveza fría, un helado para combatir el calor, el quedar con los amigos en una terracita y también deberíamos de decir adiós a los excesos (alimentarios) que se cometen en los meses veraniegos.

Es cierto, que la mayoría de las personas en primavera es cuando se da cuenta de que durante el otoño-invierno ha cogido unos kilos de más y empieza la famosa operación bikini, sometiéndose a dietas estrictas con el objetivo de estar más o menos perfecta o perfecto y verse bien cuando tienen que mostrar su cuerpo serrano en las piscinas y las playas.

Después de verano, la mayoría viene con 2 o 3 kilos de más. La tranquilidad, el relax, el romper las rutinas, el comer snack como aperitivos, consumir más bocadillos y sándwiches…hacen una suma que termina notándose en la báscula.

Deberíamos de llevar una dieta sana y equilibrada durante todo el año, pero si el verano te ha jugado una mala pasada, os dejo unos consejos para volver a recuperar la figura.

CONSEJOS PARA ADELGAZAR TRAS EL VERANO

  1. No olvidarnos de las raciones diarias de verduras y frutas. Como ya he dicho muchas veces, deberíamos de consumir al menos 3 piezas de fruta al día y dos de verduras. La fruta la podemos comer como tentempié a media mañana, de postre en las comidas o de merienda. Y la verdura la podemos consumir en ensalada, como guarnición de un plato o por ejemplo podemos hacer cada día una crema de verduras diferente (de calabaza, calabacín, de zanahoria, etc)
  2. Tener una alimentación equilibrada y variada. Y os preguntaréis ¿y que debo de comer? Pues sencillo…al punto 1 donde hemos dicho que hay que consumir frutas y verduras a diario, tenemos que añadir los cereales y derivados (siempre que podamos que sean integrales), lácteos, frutos secos. Como consumo frecuente también incluimos los alimentos que pertenecen a los grupos de legumbres, pescado (consumirlo al menos 4 veces a la semana) carne blanca y huevos. De forma más esporádica, consumiremos la carne roja, la carne procesada, la repostería y los refrescos. Y a esto hay que sumarle la ingesta diaria de al menos 2 litros de agua.
  3. Respetar los tipos de cocción más saludables. Daremos preferencia a la cocina al vapor donde los alimentos apenas pierden propiedades. Cocinar al horno o hervido serían las otras dos opciones. Y dejaríamos para casos esporádicos los sofritos y las cocciones complejas.
  4. No hacer cambios bruscos en nuestra manera de alimentarse. Evitar las dietas milagros donde se adelgaza rápidamente pero donde se corre el riesgo de tener el famoso efecto rebote, donde si hemos perdido 5 kilos nos exponemos a engordar 7. Lo mejor y más sano y saludable es perder peso a medio-largo plazo donde si combinamos una alimentación saludable con la práctica de deporte, se pueden conseguir resultados muy positivos.
  5. Mentalizar a los más pequeños de que este tipo de alimentación es la mejor. Para ello, lo ideal es inculcarles este tipo de alimentación desde la infancia para que sigan estos hábitos en su época adulta sin que lo vean como un sacrificio, y se lo tomen como un estilo de vida.

Y vosotros ¿habéis subido de kilos en los meses de verano? ¿Has vueltos a tus hábitos alimentarios?

Os recuerdo que os podéis suscribir a mi blog para estar enterados de todo lo que publique, seguirme en Facebook o ver todas mis comidas en mi perfil de Instagram.