Bechamel de dieta

bechamel de dieta

Una de las cosas que hay que eliminar de la dieta es la bechamel tradicional. Y piensas, adiós a un rica lasaña o unos canelones, y esa coliflor tan rica que se puede hacer con ella…y así un largo etcétera.

Pero, hoy ¡¡TRAIGO UNA BUENA NOTICIA!! Podrás seguir disfrutando de esa comida tan rica con esta bechamel de dieta que traigo hoy que está hecha a base de calabacín. Os aseguro que no notaréis la diferencia porque está riquísima y encima os ahorraréis unas cuantas calorías. Y si a tus pequeños, no les gusta la verdura, es otra forma más de comerla. Además es sencillísima de hacer.

Yo está bechamel la hago con la thermomix, pero por supuesto se puede hacer de manera tradicional, os dejo también la receta.

BECHAMEL DE DIETA (Con Thermomix)

INGREDIENTES:

  • 30 gr de aceite de oliva virgen extra
  • 30 gr de cebolla cortada en trozos
  • 600 gr de calabacín pelados y cortados en cubos
  • 150-200 gr de leche semidesnatada o desnatada
  • Sal (al gusto)
  • Pimienta (al gusto)
  • Nuez moscada (al gusto)
  • 4 quesitos light

ELABORACIÓN:

Lo primero de todo, ponemos el aceite de oliva virgen extra en el vaso y lo calentamos 3 minutos, varoma, velocidad 1. Después añadimos la cebolla y los calabacines y lo rehogamos 7 minutos, valora, velocidad 1 y medio.

Cuando termine, incorporamos el resto de ingredientes y programamos 15 minutos, 100º, velocidad 1 y ponemos el cestillo sobre la tapadera en lugar del cubilete.

Finalizado este paso, trituramos todo 30 segundos en velocidad 5 y comprueba que la bechamel está homogénea, si no fuese así, tritura un poco más de tiempo.

BECHAMEL DE DIETA (Tradicional)

INGREDIENTES:

  • 1 y ½ Calabacín
  • ¼ Cebolla
  • 200 ml. de leche de avena o normal
  • 30 ml. Aceite de oliva virgen extra
  • Una pizca de sal
  • Pimienta negra o blanca molida
  • Nuez moscada (al gusto)

ELABORACIÓN:

Lo primero que hay que hacer es trocear la cebolla y rehogarla en un cazo con un poco de aceite de oliva virgen extra. Mientras tanto, pelamos y troceamos los calabacines y los añadimos al cazo. Lo tapamos y lo dejamos cocer durante 10 minutos a fuego medio.

Pasado este tiempo, añadimos la leche, la pizca de sal, y pimienta y nuez moscada al gusto. Lo tapamos de nuevo y lo dejamos cocinar durante 15 minutos a fuego medio.

El último paso, lo trituramos todo hasta que esté la bechamel homogénea. Rectificar la sal, pimienta o nuez moscada si hiciera falta.

Como veis, tanto si se hace con thermomix o de forma tradicional es una receta que lleva poco trabajo y que si os animáis a probar, veréis que el resultado es espectacular.

¡Espero vuestros comentarios!

Os recuerdo que podéis suscribiros al blog o seguirme por Facebook e Instagram.

Fuentes: Velocidad Cuchara y Hoy Comemos Sanos