Cómo hacer un menú equilibrado en Navidad

menú equilibrado en navidad

Seguramente en estas fechas ya estás pensando junto a tu familia, en los platos que vais a degustar estas navidades. Lo bueno de planificarlo con tiempo es que tanto tu monedero como tu salud terminarán agradeciéndolo, a parte de que a última hora no se te juntará todo y tendrás menos agobios. Todo son ventajas.

Si a pesar de ser Navidad, no quieres renunciar a tener un menú equilibrado, te dejo unos cuantos consejos que seguramente te ayudarán.

CONSEJOS PARA UN MENÚ EQUILIBRADO EN NAVIDAD

1.Planifica el menú de una manera sensata

A veces que sea Navidad es la típica excusa para comer todas aquellas cosas que durante el resto del año nos privamos y al final terminamos tirando la casa por la ventana. Obviamente, como he dicho en alguna ocasión, en estas fechas, pecar vamos a pecar todos e incluso a veces es necesario, pero por favor, pequemos con cabeza. Si vamos a poner un segundo más fuerte, por ejemplo, cordero asado, compensaremos con unos entrantes ligeros o un primero que sea más light. Por lo cual, es importantísimo que antes que nada sepáis si vais a poner entrantes, o un primero, o un segundo, etc.

2.Entrantes ligeros

En casi todas las casas, se suele poner entrantes, a mi casi es la parte que más me gusta. Podemos ahorrarnos unas cuantas calorías si en esta parte incluimos algunas verduras, ensaladas, marisco, jamón o ahumados y así evitaremos los quesos y embutidos por ejemplo, que contienen mucha grasa, las masas fritas o mahonesas. Ahora además, hay muchos entrantes que incluyen frutas, lo cual, los hacen mucho más ligeros.

3.No abuses del pan

Este alimento nos pierde a la mayoría y en estas fechas también se consume más. Que si con los entrantes, o para untarlo en esa salsa buenísima que está presente en el segundo plato, etc. Mi recomendación es que cojas desde el principio por ejemplo, dos rebanadas de pan y te la raciones para toda la cena o comida. Si el pan además es integral mucho mejor, ya sabes que sacia más y tiene más beneficios gracias a su aporte de fibra.

4.Cuidado con el alcohol

Alguna copa nos vamos a tomar, eso está claro, pero como siempre, bebe con moderación. Vale un poco de alcohol para brindar o una copa después de la cena mientras charlamos con el resto de acompañantes, pero ¡ya! El alcohol tiene muchísimas calorías, en la tabla de abajo puedes ver las calorías que tiene un vaso según la bebida que se tome.

calorías bebidas alcohólicas

5.Pon un límite a los dulces

Para mi la parte más difícil, porque el dulce me vuelve loca. Todos los dulces están riquísimos, da igual el turrón, que el polvorón, que los bombones que el roscón de reyes, pero tienen una parte muy negativa y es que son muy pero que muy calóricos. Lo mejor es no comprar dulces en exceso, de esa forma si no sobran, son calorías que te estarás ahorrando. Por lo cuál pon un límite al a hora de comprarlos y recuerda que como postre también se puede comer piña y papaya, las cuales son muchas más sanas y además ayuda en las digestiones.

EJEMPLO DE MENÚS EQUILIBRADOS

A continuación os dejo algunos ejemplos de lo que sería un menú saludable.

MENÚ 1:

Aperitivo: Canapé de salmón, queso crema y miel

Entrante: Salpicón de marisco

Plato principal: Paletilla de cordero con patatas panaderas

Postre: Sorbete de mango

Dulce: Turrón de chocolate

MENÚ 2:

Aperitivo: Falso trifle de mango, aguacate y queso

Entrante: Gambas a la sal

Plato principal: Merluza rellena de gambas

Postre: Tarta tatín de piña

Dulce: Marquesitas

Os recuerdo que podéis suscribiros a mi blog, seguirme en Facebook o Instagram.

Deja un comentario