¿En qué consiste la dieta mediterránea?

¿En qué consiste la dieta mediterránea?

La famosa dieta mediterránea, que por poner un poco de humor, diré que de pequeña como veraneaba siempre en la costa mediterránea, pensaba que era una dieta que solo se hacía en esa zona. Más mayor descubrí que era una dieta sana y equilibrada. Pero ¿sabemos hoy en día que es exactamente la dieta mediterránea?

¿QUÉ ES LA DIETA MEDITERRÁNEA?

 Yo diría que no es una dieta en si, si no una manera saludable de alimentarse, de decir adiós a la comida rápida y grasienta y dar la bienvenida a la cocina sana y variada.

Básicamente se caracteriza por el consumo de alimentos locales, frescos y de temporada y dando más importancia a las verduras y grasas monoinsaturadas y limitar el consumo de carnes e hidratos de carbono.

ALIMENTOS DE LA DIETA MEDITERRÁNEA

 Dentro de la dieta mediterránea hay alimentos que podemos comer con mayor o menor frecuencia. A más de uno les sonará la famosa pirámide nutricional.

piramide dieta mediterránea

De esta forma, nuestra alimentación sería así:

  1. En una dieta mediterránea, lo que más destaca es el aceite de oliva virgen extra. El oro líquido en nuestra cocina. Como ya he dicho en más de una ocasión, el aceite se considera una grasa buena y debe ser fundamental en nuestra cocina, eso si, con conocimiento. Es rico en vitamina E, betacarotenos y ácidos grasos monoinsaturados.
  2. Se debe de comer en abundancia las frutas, las verduras, las legumbres y frutos secos. Son la principal fuente de vitaminas, minerales y fibra y nos aporta gran cantidad de agua, lo que nos ayudará a eliminar líquidos. Fundamental comer 5 raciones diarias entre fruta y verdura lo que nos ayudará a prevenir enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer.
  3. El pan y los alimentos procedentes de los cereales como el arroz y pasta (mejor si son integrales) se deben de consumir a diario ya que aportan la energía suficiente para las actividades diarias.
  4. Los lácteos y quesos (en este último consumir mejor queso fresco ya que tiene muchísima menos grasa) también tienen su importancia dentro de la dieta mediterránea ya que son una gran fuente de proteínas, minerales y vitaminas.
  5. Por otra parte, el consumo de las carnes rojas debe ser moderado y se deben de consumir preferentemente en guisos u otras recetas similares en la que forme parte de un plato donde la base principal sea la verdura o el cereal.
  6. El pescado se debe de comer de forma abundante, dando preferencia al pescado azul por su aporte de Omega-3 en cual nos puede proteger ante enfermedades cardiovasculares.
  7. Los huevos tienen gran contenido de proteínas, grasas y muchas vitaminas, lo que le convierte en un alimento muy rico. A la semana se puede comer de tres a cuatro huevos.
  8. De postre, se debería de comer siempre una pieza de fruta fresca y dejar los dulces y pasteles para ocasiones especiales.
  9. Para beber, se debe optar siempre por el agua que además como ya he dicho en algún post, aporta cero calorías. El vino, se debería de consumir con moderación y durante las comidas.
  10. Para terminar el complemente ideal para la dieta mediterránea, es realizar alguna actividad física todos los días. Por ejemplo, el andar durante media hora todos los días también nos serviría.

Como podéis ver, básicamente son los consejos que os llevo dando todo este tiempo, por lo cual, vamos por el buen camino para convertirnos en esas personas sanas y saludables que deseamos.

Y vosotros ¿seguís el modelo de la dieta mediterránea o os decantáis por otra dieta?

Como siempre, os recuerdo que si queréis estar informados de todo lo que publico, podéis suscribiros a mi blog y también podéis seguirme por Facebook o ver todas mis comidas en Instagram.