Por qué es malo perder peso en poco tiempo

Por qué es malo perder peso en poco tiempo

¿Quién no ha hecho alguna vez una dieta con la que en poco tiempo se perdía mucho peso? Yo recuerdo que con 18-19 años hacía una dieta que en tres días, adelgazaba como 5 kilos, eso sí, te matabas a hambre y rezabas para que pasasen los tres días lo antes posible. Comías cada tres horas y te hinchabas a agua y si, el resultado se veía en la báscula, pero ¿Qué pasaba después? Pues que si, adelgazaba 5 pero una vez abandonaba la dieta, engordaba 10, por lo cual, un fracaso total.

Gracias a dios, la experiencia es un grado y te das cuenta que este tipo de dietas no te llevan a ningún lado y que si realmente quieres perder peso, es tu cabeza la que tiene que dar un giro y llevar una dieta sana y equilibrada, no hay mejor dieta que esa.

Pero al grano, ¿qué consecuencias tiene el perder peso tan rápidamente? Allá vamos.

CONSECUENCIAS DE PERDER PESO EN POCO TIEMPO

  • Deshidratación. Normalmente, en todas las dietas rápidas conocidas también como dietas milagro, se aconseja beber muchísimo agua durante todo el día, lo que hace que eliminemos líquidos y tengamos la sensación de estar menos hinchado. Esto supone un riesgo para la salud ya que el agua es uno de los componentes de la sangre y el exceso en la eliminación de líquidos hace que la sangre espese y podamos tener un problema cardiovascular.
  • Fatiga crónica. La deshidratación de que hemos hablado anteriormente hace que las funciones del organismo vayan más lentas lo que hace que se sienta cansancio y fatiga debido a la restricción de nutrientes.
  • Cambios de humor. El tener cansancio constante y no descansar lo suficiente hace que tengamos alteraciones de humor, irascibilidad y abatimiento.
  • Riego en las lesiones musculares. El perder peso tan rápidamente hace que perdamos masa muscular y por lo tanto los músculos terminan debilitándose y puedes tener lesiones serias al practicar deporte.
  • Debilitamiento en los huesos. Estas dietas lleva consigo una falta de nutrientes lo que terminará afectando a tus huesos y será más fácil padecer una lesión.
  • El efecto rebote o yo-yo. Como decía al principio, una vez que abandonemos la dieta seguramente recuperemos el peso perdido más unos kilitos de más como regalo.
  • Trastornos en la alimentación. Es el riesgo más importante ya que puedes llegar a obsesionarte por perder peso de forma rápida, lo que te puede llevar a una anorexia o bulimia.

Con todo esto, vuelvo a repetir que el truco para adelgazar está en llevar una alimentación sana, en un cambio de alimentación y mucho mejor, si tu dieta es seguida por un especialista como es mi caso.

Os recuerdo que podéis suscribiros a mi blog, seguirme en Facebook o ver todas mis comidas a través de mi perfil de instagram.